Asesinar Al Presidente. Asesinatos Presidenciales E Intentos De Asesinatos por Nicholas L. Vulich

September 17, 2019

Asesinar Al Presidente. Asesinatos Presidenciales E Intentos De Asesinatos por Nicholas L. Vulich
Titulo del libro : Asesinar Al Presidente. Asesinatos Presidenciales E Intentos De Asesinatos
Fecha de lanzamiento : December 12, 2014
Autor : Nicholas L. Vulich
Número de páginas : 70
Editor : Babelcube Inc.

Descargue o lea el libro de Asesinar Al Presidente. Asesinatos Presidenciales E Intentos De Asesinatos de Nicholas L. Vulich en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Nicholas L. Vulich con Asesinar Al Presidente. Asesinatos Presidenciales E Intentos De Asesinatos

¿Quiere conocer la verdadera historia en torno a los hombres que asesinaron a los presidentes?
“Asesinar al Presidente” ofrece un análisis breve y fascinante de los presidentes que murieron, los motivos y el estado mental de los asesinos y la reacción de los ciudadanos ante los asesinatos.Entre los protagonistas encontrará a: 
Charles Julius Guiteau, el hombre que disparó contra James Garfield. Dijo a las autoridades: “Estaba en la cama … y pensaba en la situación política y por mi cabeza cruzó la idea de que si el Presidente desaparecía todo iría mejor….” Y, posteriormente, durante el juicio añadió: “Imagino que me convertiré en Presidente. Algunas personas creen que soy un hombre tan capaz como el presidente (Chester A. Arthur) lo es ahora”.
John Schrank, el hombre que disparó contra Theodore Roosevelt dijo: “Vi en un sueño al presidente McKinley colocado en un ataúd señalando con el dedo a un hombre vestido con ropas de monje en quien reconocí a Theodore Roosevelt. El presidente fallecido dijo: “Este es mi asesino, vengad mi muerte”. Y luego disparó e hirió al candidato del Partido Progresista, al Alce Macho.
John Wilkes Booth, el asesino del presidente Lincoln, escribió en su diario tan sólo varias noches antes de morir: “Tengo un alma demasiado grande para morir como un criminal…..”.
Las historias narradas son sorprendentes.
Las semejanzas entre cada uno de los asesinatos le hará pensar. La mayor parte de los asesinos se enteró del itinerario que iba a seguir el presidente leyendo el periódico. Leon Czolgosz, el asesino del presidente McKinley, dijo a las autoridades: “Hace ocho días, mientras estaba en Chicago, leí en un periódico de Chicago que el presidente McKinley iba a visitar la Exposición panamericana de Buffalo. Aquel día compré un billete y llegué aquí decidido a hacer algo, aunque todavía no sabía qué. Pensé en disparar contra el pr